Eduardo Blaustein

Feminismos y sobre representación mediática

¿Machirulo el que escribe esto?

Quizá porque la composición de las redacciones periodísticas es de clase media, en los contenidos de los medios –y en las redes sociales- se expresa un tipo de feminismo que corre el riesgo de obturar discusiones sobre otras injusticias estructurales. Un feminismo que no es precisamente el del feminismo popular y que de vez en cuando banaliza.

Leer más
Marketing y packaging que estáis en los cielos, alabado seáis

(J)oda a la galletita de garbanzo

Una bolsita de snacks, una pavada. Y luego la lectura minuciosa de la inmensa cantidad de pelotudeces que se pueden comprimir en esa bolsita (o en una campaña electoral). Una nota en pura joda que se traiciona al recordar el poder económico del “campo” y el sonoro y muy jugoso secuestro de Jorge Born.

Leer más
Todo lo que no se saldó sobre Malvinas, 40 años después

La Patria en un manto de neblinas

Estábamos ganando. Y no fue solo la cobertura de los medios –cómplice, triunfalista, demagoga, hasta grotesca- el problema. Porque hasta hoy no hay siquiera acuerdo en el modo mediante el cual nombrar a los colimbas combatientes. Ni acuerdo acerca de qué es la Patria. Ni justicia por los actos de corrupción o por los vejados y torturados en un frío aterrador, ni memoria por los centenares de suicidados. (Foto de portada: Román Von Eckstein)

Leer más
Una lectura cruzada de las cartas de “albertistas” y “cristinistas”

Los devoran los de afuera

Hay un cierto desfasaje entre el valor de las cartas que se intercambiaron referentes culturales del seudo albertismo y el seudo cristinismo y lo que sucede en la dirigencia del Frente de Todos. Las cartas, además de contener riqueza polémica, cuidan las formas. Mientras que arriba están rompiendo el futuro.

Leer más
Alberto Fernández, el Frente, el FMI y la Putin que lo parió

El hombre de las identidades cambiantes

Crisis no terminal del Frente de Todos, sumisión o no ante el Fondo, inflación y ahora Ucrania, que para la derecha es Tierra Santa. El presidente atiende a todos –y va a Rusia y a China- y nos habla en diferentes lenguas con alto peligro de perder potencia e identidad, y sin que otros del palo ayuden demasiado.

Leer más