Opinión

Una memoria personal

El peronismo, los anti y la Argentina

El autor de esta nota recorre más de treinta años de política argentina contando en primera persona sus miradas y perplejidades sobre el peronismo, y a través de esos relatos familiares que marcan también va más atrás todavía, casi hasta el ´45.

Leer más
Sobre los crímenes, la locura y la cultura

La racionalidad del mal

La caracterización del mal radical como una forma de locura o el delirio de un personaje histórico no sólo es errónea sino que resulta funcional al ocultamiento de la racionalidad extrema que hay sus crímenes.

Leer más
Policías sin capacitación

¿Matar o morir?

Detrás de los reclamos de licencia para matar que volvieron a desatarse luego de que un desequilibrado mental matara con un cuchillo a un policía federal se pretende ocultar una realidad de la que nadie se hace cargo: la falta de capacitación de las fuerzas policiales para resolver situaciones de riesgo sin apretar el gatillo.

Leer más
Patriarcado, feudalismo y política

La impunidad del patriarcado

¿El pornosoft virtual del ahora exdiputado Ameri es un escándalo o la exposición pública de algo que es práctica corriente en toda la Argentina pero más precisamente en las provincias feudales que siguen existiendo en el país, más allá de quién gobierne?

Leer más
Climas de época

 El orgullo de ser estúpido

La inteligencia está casi ausente en el discurso y la acciones de esos influencers que ocupan espacio en las redes y en la tele. Ya no es un valor porque exige exhibir fundamentos, discutir seriamente y atenerse a los hechos que a veces resultan un obstáculo a la hora de defender opiniones y pasiones.

Leer más
Uno, dos, tres, muchos peronismos

La marca de Cooke

La figura de John William Cooke – de cuya muerte se cumplió un nuevo aniversario en estos días – sirve como punto de partida en esta nota para debatir la dinámica interna del peronismo, un movimiento cuya matriz ideológica es difícil de definir.

Leer más
Cargando

No tenía razón Heráclito con eso de que nunca nos encanutamos en la misma fase.