Sobre el genocidio dictatorial

Los muertos no podían ser nombrados

Como el cadáver es peligroso, no existe apaciguamiento en el momento de haberle dado muerte al enemigo; muy por el contrario, se torna necesario matar el cadáver.

Leer más