Acerca del realismo político

La imprudente prudencia

En este artículo, el autor subraya que la “autopercepción” de Alberto Fernández como un “reformista a la europea”, si bien interesante, requiere de la movilización de un nosotros amplio, audaz y activo para sostener avances concretos. Un poder fáctico que pone límites -aunque el gobierno ¬resulte moderado, concesivo y negociador- y el riesgo de confirmarse en los propios miedos.

Leer más